La II edición del Triatlón La Rioja seguirá contando con el importante apoyo de Logroño Deporte

27 Octubre 2017
(0 votos)
La II edición del Triatlón La Rioja seguirá contando con el importante apoyo de Logroño Deporte

El Triatlón La Rioja de 2018 se disputará el próximo 16 de junio y espera contar con 600 participantes.

Logroño Deporte continuará apoyado a la organización de este evento dado el gran éxito cosechado en la pasada edición y por lo que supone en promoción para la ciudad tras ser además propuesta por la Federación Española como prueba puntuable de la Copa de España.

 

El concejal de Alcaldía, Deportes y Jóvenes y presidente de Logroño Deporte, Javier Merino, ha dado a conocer las novedades de la segunda edición del Triatlón La Rioja. En el acto han estado también presentes el Consejero de Deportes del Gobierno de La Rioja, Conrado Escobar, el Director General de Deportes, Diego Azcona y Fernando Sanjosé, Director General de INNEVENTO, empresa organizadora de la prueba.

Las instalaciones del polideportivo Adarraga han sido el lugar elegido para esta presentación y que en la pasada edición fueron a su vez el punto de salida y de llegada de la prueba. Un evento que según Javier Merino, trasciende lo deportivo, ya que "los participantes y sus acompañantes podrán disfrutar de nuevo de la espectacularidad de nuestra ciudad, de nuestra región y de nuestra gastronomía".

El concejal y presidente de Logroño Deporte también ha querido destacar la relevancia deportiva que tiene este triatlón y el éxito de organización, participación y repercusión que supone para la ciudad: “Gran parte del recorrido discurre por las calles y parques de la capital riojana, esperamos pasar de los 400 triatletas de 2017 a los 600 en 2018, y como ayer recordaba en la conferencia sobre Turismo y Deporte en Candeleda (Ávila) la repercusión en beneficio económico para Logroño es más que importante, dado que la mayoría de los participantes son foráneos a nuestra comunidad pernoctando en 2017 2 de cada tres deportistas una noche y uno de cada tres hasta dos pernoctaciones, arrastrando a su vez una gran afluencia de público de otras provincias y de difusión de los atractivos turísticos de Logroño y de La Rioja ya que la prueba tuvo una cobertura importantísima el año pasado a través de medios nacionales y regionales. Por todo ello la Federación Española ha propuesto a la prueba para que pueda pasar a formar parte de la Copa de España de Triatlon”.

En referencia a esta relevancia los organizadores de la prueba esperan volver a contar con la emisión de la prueba por parte del canal nacional Teledeporte.

El recorrido en principio y salvo cambios de última hora por parte de la organización, por motivos de seguridad o de asesoramiento técnico deportivo, será muy similar al de la I edición, en la intención de que tanto triatletas como púbico aficionado vuelvan a reeditar las exitosas sensaciones experimentadas en la prueba de 2017.

El primer sector de natación será de 1.9 kilómetros por el río Ebro, realizándose la salida con los triatletas en el agua, a la altura del Embarcadero, todo ese trayecto en todo momento estará acotado con boyas y piragüistas. El segundo sector de ciclismo comprenderá 90 kilómetros y será un circuito que circulará por Logroño pasa discurrir posteriormente por las localidades de Lardero, Sorzano, Daroca, Sotés, Alesón, Huércanos, Cenicero y Laguardia; para posteriormente bordear el río Ebro de regreso a Logroño. La prueba terminará con el tercer sector con la carrera a pie y que la compondrán tres vueltas para un total de 21 kilómetros, en un trayecto prácticamente llano, urbano, que discurrirá por ambas riberas del Ebro y por las céntricas calles de Logroño.

Los organizadores esperan también una gran aceptación por parte de las principales figuras nacionales a la prueba de 2018 contando con la participación de gran parte de ellas, en un triatlón de La Rioja que pretende consolidarse año tras año en el calendario triatleta nacional. En 2017 en perfil de participantes supero en 70 % de deportistas federados, estando también por encima del 70 por ciento el de triatletas nacionales de otras comunidades o extranjeros. Recordad que la prueba tiene una exigencia importante en cuanto a su preparación para completar el recorrido y que en su primera edición contó con un 87% de triatletas que superaban los 30 años, descendiendo ese porcentaje al 41% entre los mayores de 40 años.